La intransigencia de TikTok: prefiere cerrar antes que venderse a EE. UU.

Por | mayo 2, 2024

TikTok se ha convertido en una de las aplicaciones más populares del mundo, especialmente entre los jóvenes. Con su formato de videos cortos y su algoritmo de recomendación inteligente, la plataforma ha logrado captar la atención de millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, esta popularidad también ha llevado a la red social a ser objeto de controversia, especialmente en su relación con Estados Unidos.

Desde su ascenso a la prominencia, TikTok, propiedad de ByteDance, ha sido objeto de intensas preocupaciones de seguridad en los Estados Unidos. La sospecha central radica en el temor de que los datos recopilados por la plataforma puedan ser accedidos y utilizados por el gobierno chino, planteando así un riesgo potencial para la seguridad nacional estadounidense. La ley de seguridad nacional de China, que requiere que las empresas entreguen datos de clientes si son solicitados por Beijing, ha exacerbado estas preocupaciones.

Durante la administración Trump, se emitieron órdenes ejecutivas con la intención de prohibir TikTok en los Estados Unidos, aunque estas medidas fueron impugnadas y desafiadas en los tribunales. Sin embargo, la llegada de la administración Biden marcó un cambio en el enfoque. La Orden Ejecutiva 14032 buscó abordar el «riesgo innecesario» asociado con las aplicaciones de redes sociales chinas, instando a ByteDance a considerar la venta de su participación en TikTok a una empresa estadounidense como una medida para mitigar las preocupaciones de seguridad.

Sin embargo, esta controversia no quedó ahí…

Te puede interesar: TikTok a la deriva, ¿Será vendida en EE. UU.?

El futuro de TikTok en Estados Unidos

La rúbrica del presidente Joe Biden sobre la ley que podría prohibir TikTok en Estados Unidos o forzar su venta a una empresa estadounidense marca un punto crucial en la trayectoria de la aplicación en el país. Este acontecimiento trae consigo una serie de puntos importantes que vale la pena analizar:

Plazo de venta y consecuencias

La legislación establece un plazo de 270 días para que ByteDance, la empresa matriz de TikTok, venda la aplicación. En caso de no cumplirse este requisito, TikTok podría enfrentar la prohibición en territorio estadounidense. Esta medida no solo impactaría en la empresa y sus operaciones, sino también en los millones de usuarios que disfrutan de la plataforma en Estados Unidos.

Preocupaciones de Seguridad Nacional

La principal preocupación detrás de esta ley gira en torno a la seguridad nacional. Existe el temor de que los datos recopilados por TikTok puedan ser utilizados por el gobierno chino para actividades de espionaje o influencia política. Esta preocupación ha sido un motor importante detrás de la presión para regular la presencia de TikTok en Estados Unidos.

Apoyo bipartidista y prioridades presidenciales

La inclusión de TikTok como parte de un paquete más amplio de legislación ha recibido un fuerte respaldo bipartidista, siendo una prioridad para el presidente Biden. La aprobación abrumadora por parte de la Cámara de Representantes en marzo refleja el consenso generalizado en el Congreso sobre la necesidad de abordar las preocupaciones relacionadas con TikTok.

Te puede interesar: EE.UU. acusa a China de interferir en sus elecciones…, ¡a través de TikTok!

La cuenta regresiva ha comenzado

La prohibición activada recientemente por el gobierno de EE. UU. ha iniciado una cuenta regresiva de 270 días para TikTok, un plazo que finaliza en nueve meses. Si para entonces ByteDance no ha vendido TikTok a una empresa estadounidense, la aplicación podría desaparecer del mercado norteamericano.

La Postura de ByteDance

A pesar de la presión, ByteDance ha mostrado una postura firme y desafiante. La empresa ha indicado que preferiría cerrar TikTok en EE. UU. antes que vender su valioso algoritmo. Esta decisión subraya la importancia estratégica que ByteDance otorga a su tecnología y su renuencia a ceder ante las demandas de venta.

Aunque Estados Unidos representa solo el 5 % de los usuarios de TikTok, constituye aproximadamente el 25 % de los ingresos de la plataforma.  Este porcentaje de ingresos es significativo, no es suficiente para eclipsar la importancia estratégica del algoritmo que impulsa tanto TikTok como su contraparte china, Douyin. Además, los ingresos globales de ByteDance, que ascendieron a unos 120,000 millones de dólares en 2023, son impulsados principalmente por sus operaciones en China.

La empresa China está dispuesta a aceptar el bloqueo de la aplicación en Estados Unidos.

Sin embargo, el posible cierre de TikTok en Estados Unidos tendría implicaciones económicas significativas, no solo para ByteDance sino también para los creadores de contenido y las empresas que utilizan la plataforma para llegar a sus audiencias. Es por eso que TikTok ha ejercido una fuerte presión contra la ley, instando a sus 170 millones de usuarios en Estados Unidos a expresar su oposición al Congreso. Además, esta situación podría agravar las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

La batalla legal entre TikTok y Estados Unidos está en pleno apogeo, y las consecuencias económicas de un posible cierre en Estados Unidos podrían ser significativas. A medida que la situación evoluciona, el futuro de TikTok en Estados Unidos sigue siendo incierto, con implicaciones tanto para la empresa como para sus millones de usuarios en el país.

Te puede interesar:¿Son las redes sociales la mejor influencia para nuestros niños y adolescentes?

El escrutinio de aplicaciones Chinas en Estados Unidos

Las tensiones entre Estados Unidos y China han generado un escrutinio minucioso sobre diversas aplicaciones chinas, más allá del ya de TikTok. En un contexto marcado por preocupaciones de seguridad y riesgos potenciales, varias aplicaciones han enfrentado prohibiciones y restricciones en territorio estadounidense.

Aquí presentamos algunas de ellas:

Alipay: Una de las primeras en enfrentar la prohibición fue Alipay, una popular plataforma de pagos utilizada por millones en todo el mundo. La orden ejecutiva emitida por el expresidente Donald Trump la identificó como una amenaza para la seguridad nacional, lo que llevó a su exclusión del mercado estadounidense.

WeChat Pay: Otra aplicación de pagos, WeChat Pay, también fue objeto de prohibición por parte de la administración Trump, bajo la misma justificación de amenaza para la seguridad nacional. La orden ejecutiva entró en vigor rápidamente, dejando a millones de usuarios sin acceso a esta plataforma de transacciones.

CamScanner: CamScanner, una aplicación de escaneo de documentos ampliamente utilizada, también enfrentó restricciones en Estados Unidos. Aunque no fue prohibida en su totalidad, las preocupaciones sobre su seguridad llevaron a medidas que limitaron su alcance y funcionalidad en el país.

QQ Wallet: QQ Wallet, una billetera digital popular en China, se sumó a la lista de aplicaciones prohibidas en Estados Unidos debido a las preocupaciones sobre la seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios.

SHAREit: La aplicación de transferencia de archivos SHAREit también fue afectada por las preocupaciones de seguridad, lo que resultó en restricciones y advertencias sobre su uso en el mercado estadounidense.

VMate: VMate, una aplicación de creación y edición de videos, ha estado bajo escrutinio por parte de las autoridades estadounidenses debido a preocupaciones relacionadas con la seguridad de los datos y la posible influencia del gobierno chino en la plataforma.

WPS Office: Finalmente, WPS Office, una suite de oficina ampliamente utilizada, también fue objeto de restricciones en Estados Unidos. Aunque no fue prohibida en su totalidad, las preocupaciones sobre la seguridad de los datos llevaron a medidas que limitaron su uso en el país.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.