El Salvador, ‘tierra de cosas preciosas’ en el corazón de las Américas

Por pferreras | noviembre 22, 2021

placeholder

Oficialmente el país se denominó como «El Salvador» en 1525, a manos del hermano de Gonzalo de Alvarado, quien fundó la gran ciudad. El nombre proviene como una reducción del nombre original con el cual era conocido el territorio: Provincia de Nuestro Señor Jesús Cristo, el Salvador del Mundo.

Ubicada en el corazón de las Américas, ha sido reconocida a lo largo de la historia como la ‘tierra de las cosas preciosas‘ debido a su nombre previo a la llegada de los españoles a principios del siglo XVI. En su territorio alberga grandes vistas paradisiacas, naturaleza, belleza cultural, junto a una rica cultura nacional y hospitalidad.

El Salvador es uno de los países de la región, que gracias a su posición geográfica, ningún extranjero podría resistir a disfrutar de sus vastos recursos naturales, moderna metrópolis, lagos, ciudades coloniales y gastronomía. Si eres dominicano, no dudes en añadir esta nación a tu lista de viaje, de hecho, cuentas con el privilegio de visitarlo sin visa.

Ruta de las Flores

Tienda de artesanía ubicada en la Ruta
Tienda de artesanía ubicada en la Ruta. FOTO: Everything El Salvador

Uno de los destinos más antiguos del país, surge en la era de posguerra en medio de crisis de café; aunque no fue predispuesta para ser un atractivo turístico, un alcalde impulsó el proyecto para que abriera sus puertas al público y la ruta no fuese solamente para mover café.

Se trata de una travesía sobre la cordillera Apaneca-Ilamatepeq que atraviesa seis municipios impregnados de historia, personajes emblemáticos e instituciones que jugaron un importante papel para reconocer la población de El Salvador y la afluencia del turismo. Es una atractiva ruta turística y, aunque no contiene flores, si trae consigo la experiencia de áreas naturales, artesanías, tradiciones, gastronomía, entre otros.

Joya de Cerén

Estructura dentro del sitio arqueológico
Estructura dentro del sitio arqueológico. FOTO: Mario Roberto Durán Ortiz.

Como si se tratara de una cápsula del tiempo, la ‘Pompeya’ de América es un sitio arqueológico cubierto por la erupción de un volcán hace más de 1,400 años y ha sido justo este hecho que hace del espacio un sitio tan icónico. La erupción provocó que la arquitectura y artefactos de los habitantes se preservaran en su posición original de uso.

«En las excavaciones se encontraron semillas de frijoles, achiote, maíz y yuca. También se encontró un temazcal o un baño-sauna, una estructura única en su categoría ya que en todo Mesoamérica no se ha encontrado un temazcal que esté en pie», explica Johnny Ramos, administrador del parque arqueológico Joya de Cerén, a BBC.

Es la aldea prehispánica mejor preservada en Mesoamérica.

Parque Nacional Los Volcanes

Vista lejana del Volcán de Izalco, Parque Nacional Los Volcanes
Vista lejana del Volcán de Izalco, Parque Nacional Los Volcanes. FOTO: Viajar a El Salvador

Forma parte del Área de Conservación y Reserva de Biosfera Apaneca-Ilamatepec, certificada por la UNESCO. Dentro de 4,500 hectáreas se encuentran tres volcanes: Santa Ana, Izalco y Cerro Verde, los cuales se denominan como «geológicamente jóvenes».

Esta área protegida es accesible para turistas por el sector Cerro Verde, San Blas y Los Andes, los visitantes pueden disfrutar de una refrescante caminata al aire libre mientras aprecian el hermoso paisaje. Por razones de seguridad, las caminatas cerca de dos de los volcanes deben hacerse en compañía de guías locales o personal especializado. (pfm)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Tags