Elecciones en Francia: La izquierda sorprende, pero sin mayoría absoluta

Por | julio 8, 2024

En un giro inesperado, la coalición de izquierda Nuevo Frente Popular ha emergido como la gran ganadora en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias en Francia. Este resultado ha dejado a muchos analistas boquiabiertos, ya que se esperaba que el partido de extrema derecha, Agrupación Nacional (RN), liderado por Marine Le Pen, dominara la contienda. Sin embargo, RN quedó relegado al tercer lugar.

La coalición centrista del presidente Emmanuel Macron también mostró una recuperación significativa, asegurando la segunda mayor cantidad de escaños. A pesar de estos avances, ninguna de las agrupaciones políticas logró alcanzar la mayoría absoluta de 289 escaños en el Parlamento, de un total de 577.

Te puede interesar: La extrema derecha lidera la primera vuelta de las elecciones parlamentarias de Francia

Jean-Luc Mélenchon, líder del Nuevo Frente Popular, no perdió tiempo en declarar que el presidente Macron debe convocar a su coalición para gobernar, subrayando que Macron y su grupo habían sido derrotados. Esta elección parlamentaria anticipada fue convocada por Macron tras la victoria de RN en las elecciones europeas del 9 de junio.

La estrategia de la izquierda y el centro de retirar candidatos en varias regiones para concentrar los votos anti-RN resultó ser efectiva. Los resultados finales otorgaron 182 escaños al Nuevo Frente Popular, 168 a la coalición de Macron, 143 a la Agrupación Nacional y 60 a otros conservadores.

El Nuevo Frente Popular, una alianza de socialistas, ecologistas, comunistas y La Francia Insumisa, se formó en respuesta a la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de Macron. A pesar de sus diferencias ideológicas, estos partidos se unieron con el objetivo común de mantener a la extrema derecha fuera del poder.

Entre sus promesas, el NFP ha destacado la derogación de las reformas de pensiones e inmigración, la creación de una agencia de rescate para inmigrantes indocumentados, y la implementación de límites de precios para productos básicos para combatir la crisis del costo de vida. También buscan aumentar el salario mínimo e impulsar la energía verde.

Sin una mayoría absoluta, el futuro del gobierno francés sigue siendo incierto. La estabilidad dependerá del equilibrio de poder dentro del NFP, que incluye desde socialdemócratas hasta anticapitalistas. Algunos socialistas moderados podrían optar por unirse al grupo de Macron para formar un gobierno de centro izquierda. Si no se logra una mayoría funcional, Macron podría nombrar un gobierno tecnocrático, aunque su duración sería incierta.

Marine Le Pen, a pesar de los resultados desfavorables para su partido, se mostró optimista, afirmando que su victoria solo se ha postergado. Su joven aliado, Jordan Bardella, criticó la “alianza deshonesta” de la izquierda, acusándola de privar a los franceses de una victoria de RN.

El primer ministro Gabriel Attal anunció su renuncia tras la falta de una mayoría para la coalición de gobierno, aunque Macron le ha pedido que permanezca en su cargo temporalmente para asegurar la estabilidad.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.