El 28 de julio y el futuro de Venezuela: ¿Fin del chavismo?

Por | julio 4, 2024

Los venezolanos se encuentran nuevamente a las puertas de un proceso electoral crucial, marcado por la ansiedad y la esperanza. El próximo 28 de julio, el país decidirá su futuro en unas elecciones presidenciales que llegan tras 25 años de régimen chavista. 

Desde 1999, cuando Hugo Chávez asumió la presidencia, Venezuela ha estado bajo la influencia de un proyecto político que se autodenomina socialista. Chávez lideró el país hasta su muerte en 2013, tras lo cual Nicolás Maduro asumió el poder. Durante estos años, el chavismo ha marcado profundamente el tejido social, político y económico del país, con políticas que han polarizado a la población.

Deseo de cambio

En la última década, Venezuela ha enfrentado una crisis económica y social sin precedentes. La hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas, y la alta tasa de criminalidad han empeorado la calidad de vida de los venezolanos. Esta situación ha llevado a más de siete millones de personas a emigrar en busca de mejores oportunidades. La crisis ha generado un descontento generalizado que ha minado la popularidad del gobierno actual y ha dado lugar a un fuerte deseo de cambio entre la población.

El clamor por un cambio político es palpable en Venezuela. Tras un cuarto de siglo bajo el liderazgo chavista, la mayoría de las encuestas reflejan un deseo generalizado de transformación. Las campañas en redes sociales y las calles están llenas de manifestaciones y vídeos que muestran el fervor de los seguidores de la oposición, especialmente los de María Corina Machado, quien a pesar de estar inhabilitada para competir, sigue siendo una figura influyente que respalda a su sustituto, Edmundo González Urrutia.

El aspirante a la continuidad

Nicolás Maduro, que busca un tercer mandato, enfrenta uno de los desafíos más significativos de su carrera política. Después de más de una década en el poder, su campaña trata de mantener el apoyo del electorado chavista en medio de una profunda crisis política y económica que ha exacerbado el descontento social.

La administración de Maduro ha sido criticada por su autoritarismo creciente, algo que se ha hecho evidente durante estos últimos años de crisis.

El Proceso electoral

A tan solo 24 días de las elecciones, la campaña oficial ha comenzado. Este periodo, que va del 4 al 25 de julio, es crucial para que los candidatos puedan influir en los votantes. Las caravanas y marchas se han convertido en un escenario común donde tanto el gobierno como la oposición muestran su fuerza.

La Plataforma Unitaria Democrática, principal coalición opositora, ha organizado eventos masivos en Caracas y otras regiones para apoyar a su candidato, González Urrutia.

Te puede interesar: La extrema derecha lidera la primera vuelta de las elecciones parlamentarias de Francia

Una Nueva Esperanza

Las elecciones de este año marcan el retorno del principal bloque opositor a la arena presidencial, después de haber boicoteado las elecciones de 2018. La oposición logró importantes victorias en las elecciones regionales de 2021, incluida la gobernación de Barinas, el estado natal de Chávez.

Este año, aunque las condiciones electorales no son ideales, la disminución en la popularidad de Maduro ha motivado a los opositores a luchar por un cambio real.

Un oficialismo en crisis

El oficialismo enfrenta su mayor reto en estos comicios. Con una base dividida y disminuida, el partido gobernante lucha por mantener el control. La crisis social y económica ha empujado a millones de venezolanos a emigrar, buscando mejores condiciones de vida. Este descontento generalizado se refleja en la disminución del apoyo a Maduro.

Nicolás Maduro, que busca un tercer mandato, enfrenta uno de los desafíos más significativos de su carrera política.

Candidatos en contienda

Entre los nueve candidatos que desafían a Maduro, destaca Edmundo González Urrutia, quien se convirtió en el principal contendiente de la oposición tras la inhabilitación de María Corina Machado. Otros candidatos, aunque menos populares, también buscan su oportunidad, aunque las encuestas indican que sus posibilidades son limitadas.

Las normas regulan la campaña electoral

En el marco del proceso electoral que se avecina, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha establecido un conjunto de normas que buscan garantizar la equidad, la transparencia y el respeto durante la campaña electoral. Estas disposiciones, contenidas en la «Normativa específica sobre campaña y propaganda electoral», tienen como objetivo principal crear un ambiente propicio para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto de manera informada y libre.

Acceso equitativo a los medios de comunicación: Uno de los aspectos centrales de la normativa es la equidad en el acceso a los medios de comunicación. Tanto los medios públicos como privados, así como los productores independientes, están obligados a brindar un espacio equitativo a todos los candidatos en sus coberturas, entrevistas y programas de opinión. El CNE se encargará de supervisar estrictamente el cumplimiento de esta disposición.

Pautas para la propaganda electoral: La normativa establece tiempos máximos de propaganda para los candidatos y organizaciones con fines políticos. En televisión, se permite un máximo de tres minutos diarios no acumulables, mientras que en la radio el límite es de cuatro minutos diarios por prestador de servicio, también no acumulables.

Monitoreo de las redes sociales: Con el fin de combatir la desinformación y garantizar el cumplimiento de la normativa, el CNE, en conjunto con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), realizará un monitoreo permanente de las redes sociales durante el proceso electoral.

La normativa prohíbe expresamente la propaganda que:
  • Atente contra el honor, la vida privada, la intimidad, la imagen, la confidencialidad y la reputación de las personas.
  • Promueva la violencia política, el odio, la intolerancia y la desobediencia a las leyes.
  • Utilice la imagen, el sonido o la presencia de niños, niñas o adolescentes.
  • Emplee símbolos nacionales o regionales, o la imagen de próceres venezolanos.
  • Se financie con fondos públicos no previstos en la normativa, fondos de origen extranjero o fondos privados no declarados al CNE y al SENIAT.

Resolución de dudas: Ante cualquier situación no prevista o duda que surja, el CNE será el organismo encargado de resolverlas.

Un llamado a la equidad: Las normas establecidas por el CNE buscan garantizar un proceso electoral justo y transparente, donde todos los candidatos tengan las mismas oportunidades de presentar sus propuestas al electorado. Se espera que estas disposiciones contribuyan a un clima de respeto y tolerancia durante la campaña, permitiendo a los ciudadanos tomar una decisión informada en las próximas elecciones.

Sin embargo, queda por ver si el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), históricamente favorable al régimen, equilibrará sus transmisiones y ofrecerá un espacio real a todos los candidatos, incluyendo al opositor González Urrutia. La verdadera prueba de la equidad en la campaña electoral estará en la práctica y el compromiso de todos los actores involucrados, especialmente de los medios de comunicación, para garantizar que la información fluya de manera libre y transparente a la ciudadanía.

Te puede interesar: En una eventual renuncia de Biden, ¿Quién podría reemplazarlo?


Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.