Volkswagen pasa de un ‘prank’ a la realidad

Por Karime Rivas | abril 15, 2021

placeholder

Si existiera un premio a las bromas empresariales más arriesgadas, quizás Volkswagen encabezaría la lista del 2021. Sin embargo, puede que sus ‘Volts’ sean bastante real, pues siguió adelante con sus planes de derrocar a Tesla como el fabricante de vehículos eléctricos número uno del mundo.

Un nuevo consenso entre el proveedor de celulares de Corea del Sur, SK Innovation y LG Chem, que puso fin a una disputa de larga duración, lo que puso al fabricante de automóviles alemán en el camino correcto para aumentar la producción en los EE.UU.

“Con los problemas de propiedad intelectual entre las dos compañías ahora resueltos, nuestro enfoque completo ahora cambia a dónde debería estar: el inicio de la producción en EE. UU. Del SUV ID.4 totalmente eléctrico en 2022”, dijo el jefe de operaciones de Volkswagen en EE. UU., Scott Keogh, dijo en un comunicado.

Quizás te pueda interesar: Voltswagen nos engañó a todos

El proceso de ensamblaje de Volkswagen ID.4 a batería comenzará el próximo año en su planta estadounidense en Chattanooga. Entre sus aliados, se eligió a SKI en noviembre de 2018 para proporcionar celdas de batería. Se espera que el modelo lidere el impulso del grupo en el mercado estadounidense tradicional de Tesla, compitiendo contra el Model y en el segmento de crossover compactos de alto volumen.

El escenario está listo para la puesta en marcha de la competencia contra Tesla, con  proveedores y una inversión de 35,000 millones de euros en su programa de vehículos eléctricos de batería hasta finales de 2025. En total, planea producir 26 millones de BEV acumulados en el transcurso de la década.

El grupo en expansión, que incluye a Audi y Porsche, espera que su marca principal VW contribuya con las ventas anuales de 1,5 millones de vehículos eléctricos de batería en 2025, y el ID.4 representará aproximadamente un tercio del total.

Ford confía en SKI para suministrar celdas para una versión a batería de su camioneta F-150, tradicionalmente el vehículo ligero más vendido en el mercado estadounidense. La camioneta de cero emisiones fue un elemento central de su  inversión de $ 11.5 mil millones en vehículos eléctricos que Ford se ha comprometido hasta 2022.

Finalmente el parque vehicular avanza hacia la transformación definitiva, quizás no por la agenda 2030 como eje central, pero sí por intereses comerciales que le darán una caricia al planeta como efecto colateral.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.