¿Son los conciertos sostenibles el futuro? Coldplay adopta nuevo modelo para RD

Por pferreras | octubre 14, 2021

Todos los amantes de la música, sin importar su género, aman la euforia y el placer que sienten al presenciar su artista o banda preferida en una presentación en vivo; el sentimiento es inigualable. La economía naranja ha crecido exponencialmente a través de los años, las productoras firman contratos con compañías encargadas de proveer los equipos necesarios, los cuales, no siempre aportan al bienestar del medioambiente.

Los artistas y sus equipos invierten una gran cantidad de dinero por cada show que brindan, elevando aún más los costos si se trata de una gira mundial, en lugar de una presentación ocasional. Por ello, las entradas también suelen tener un precio alto: para 2019, ver un artista en vivo en un concierto costaba un promedio de $ 96,17 dólares estadounidenses.

El nuevo precio significa que los precios de las taquillas han aumentado un 27% desde finales del siglo XX, este hecho no se le atribuye únicamente a la inflación, sino que el público es diferente. No se trata de una simple presentación musical, ahora se debe ofertar una experiencia interactiva: videos, diseños, bailarines, hologramas, fuegos artificiales, invitados anónimos…  causando un repunte en los costos de los elementos necesarios para producir un espectáculo.

Al incurrir en este tipo de gastos, no suele ser contemplada la huella de carbono que deja en el mundo, pues posiblemente si se toma en cuenta, las facturas sean mayores. Pero, si no hay un planeta habitable, ¿cómo seguirá la sociedad disfrutando de la economía naranja? Algunos dirán que apostar por un formato sostenible en los conciertos es complicado, no vale la pena o simplemente es ‘imposible’, pero ya artistas internacionales inician su transición.

Coldplay apuesta a lo ‘verde’

Coldplay ha sido de los pioneros en la industria. A finales de 2019 anunciaron su retiro temporal de la música en vivo «hasta que sean respetuosas con el medio ambiente». Chris Martin, líder de la banda inglesa, afirmó vehemente que la gira de su nuevo álbum no sucederá hasta ser 100% sostenible:

Nos tomaremos un tiempo a lo largo de 2020. Quizás nos tomemos dos años para descubrir cómo podemos hacer que nuestra gira no sólo no sea perjudicial para el medio ambiente, sino que además sea beneficiosa. Por ejemplo, cómo podemos aprovechar los residuos que nuestros conciertos generan para que tengan un impacto positivo.

Coldplay en escenario durante concierto
FOTO: DW

Demostrando que los shows eco-friendly son posibles, en 2022 inician su gira mundial con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, «Music of the Spheres», basándose en un modelo sostenible que aseguran reducirá en un 50% las emisiones de CO2; estrenan su noveno álbum de estudio «Music of the Spheres», del que ya se han dado a conocer sencillos como «My Universe», «Higher Power» y «Coloratura».

La gira pasará por República Dominicana, Costa Rica, Estados Unidos, México, Alemania, Polonia, Francia, Escocia, Inglaterra y Brasil. Comenzará el 18 de marzo en San José (Costa Rica) y terminará en Río de Janeiro (Brasil) el 10 de septiembre.

«Hemos estado planeando esta gira durante muchos años y estamos muy emocionados de poder volver a tocar delante de vosotros. Al mismo tiempo somos muy conscientes de que el planeta está sufriendo una crisis climática. Hemos estado dos años hablando con expertos medioambientales para hacer esta gira lo más sostenible posible», ha dicho Coldplay.

Otros artistas se suman al futuro sostenible de la música en vivo

A principios de 2020, Alejandro Sanz se comprometió a disminuir considerablemente la huella que produce sus giras mundiales, asegurando que cada persona del mundo, así como son culpables, también son parte de la solución en la búsqueda de un futuro sostenible. Para el pasado año, esa fue la meta de Sanz.

Alejandro Sanz camina en escenario con micrófono en mano y una guitarra colgando
FOTO: DN

Massive Attack, una banda británica de música electrónica, colabora con el Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático para desarrollar y poner en marcha un proyecto que logre minimizar o desaparecer por completo las emisiones de carbono de sus giras. Robert Del Naja, miembro del grupo, escribió para The Guardian: «Nuestras preocupaciones respecto a nuestro impacto y el de la industria que nos rodea no son nuevas para nosotros, pero la urgencia sí lo es».

Los científicos del Centro Tyndall compartirán sus hallazgos con artistas del mundo, con la esperanza de inspirarlos a adoptar un estilo de vida más amigable

Por otro lado, Billie Eilish, ganadora de más de 4 Grammys a sus 18 años, promete que su próxima gira ‘Where Do We Go?‘ en 2022 será completamente ecológica, adoptando medidas como prohibir el acceso (y venta) con cigarrillos o alimentos almacenados en materiales no biodegradables, prohibir el ingreso de botellas de agua para evitar contribuir con la venta de bebidas embotelladas de plástico, para así disponer de estaciones para recargar agua.

«Hay millones de personas en todo el mundo rogándoles a nuestros líderes que presten atención. Nuestra Tierra se está calentando a un ritmo sin precedentes, los casquetes polares se están derritiendo, nuestros océanos están aumentando, nuestra vida silvestre está siendo envenenada y nuestros bosques están ardiendo», recuerda Eilish en la Cumbre de Acción Climática, 2019.

Billie Eilish, poster de tour
FOTO: Ben Houdijk

¿Cómo se desarrolla un concierto sostenible?

Un evento ‘verde’ o sostenible ha sido diseñado, organizado y desarrollado para minimizar los potenciales impactos negativos ambientales, dejando un legado beneficioso para todos los involucrados.  Bajo este contexto y sin renunciar a la esencia del show, como productor podrían implementar políticas como:

  • Realizar la presentación en un espacio viable para rutas de transporte público
  • Favorecer la movilidad sostenible, es decir, fomentar el uso de transporte público o compartido como medio de transporte hacia y desde el venue
  • Sensibilizar al público sobre el respeto a su entorno
  • Proveer suficientes botes de basura para la cantidad de residuos que generará el concierto
  • Reutilizar y reciclar los residuos
  • Disminuir el uso de plástico de un solo uso
  • Proteger el hábitat
  • Contratar compañías de energía eco
  • Evitar sobreexponer el ambiente de contaminación atmosférica, acústica y lumínica

(por Paola Ferreras)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.