Cinco pasos para tomar decisiones audaces

Por Gabriel Rico Albarrán | marzo 31, 2023

Los saltos de fe hacen grandes escenas en una película. En la vida real, en cambio, nos llenan de estrés e incertidumbre, dos emociones que no son cómodas para el cerebro humano. Para enfrentar la incomodidad de tomar una decisión basada en un acto de fe, podemos aprovechar un conjunto de datos reveladores que a menudo ignoramos: nuestras decisiones pasadas.

Cada elección que hemos hecho ofrece información que puede dirigir nuestras decisiones futuras. Observar nuestro historial de toma de decisiones nos permite ver patrones que de otro modo no percibiríamos, lo que nos proporciona una perspectiva crucial para comprender (¡y resolver!) problemas complejos y únicos, tanto actuales como futuros.

Para ayudarte a extraer tu conjunto de datos personales de toma de decisiones, existe una herramienta de planificación llamada Bold Decision Barometer (BDB). Ésta ofrece una serie de pasos para identificar y examinar variables de decisiones anteriores, para poder reducir la incertidumbre y aumentar tu comodidad al dar el siguiente gran salto de fe.

Cheryl Strauss Einhorn, autora del artículo. Foto: LinkedIn

1. Identifica la decisión que debes tomar

Cuando intentamos resolver un problema espinoso, a menudo debemos ordenar mucha información contradictoria. Por eso, lo primero es identificar qué decisión necesitas tomar.

2. Examina tus decisiones audaces pasadas

Piensa en una elección anterior que hayas tomado y cuyo resultado te haya entusiasmado. ¿Qué decisiones tenías ante ti? ¿Qué acciones tomaste en relación con esas decisiones?

3. Pregúntate qué atributos o similitudes comparten la decisión audaz que estás considerando y tus decisiones anteriores

Buscar similitudes nos permite detectar patrones que proporcionan un sentido del orden a lo que, de otro modo, podría parecer único o caótico. Además, al identificar y comprender los elementos comunes recurrentes, podemos plantear de mejor forma las conjeturas para formular hipótesis.

Una aliada en la toma de decisiones profesionales: la ambivalencia

Esto no sólo nos ayuda a desarrollar nuestro pensamiento crítico y nuestra capacidad para resolver problemas, sino que también nos proporciona una familiaridad que refuerza nuestra confianza para hacer algo nuevo o audaz.

4. Considera si hay atributos de tus decisiones pasadas que podrían obstaculizarte para llegar a un buen resultado en ésta

Cuando estamos contentos con una decisión audaz que ya tomamos, a menudo podemos mirar hacia atrás en el proceso con gafas de color de rosa. Sin embargo, vale la pena revisar los pasos en falso o las consecuencias imprevistas que podrías haber pasado por alto, para ayudarte a entender lo que podría salir mal y evitar que surjan esos riesgos.

Foto: PxHere

5. Aplica las lecciones de tus experiencias pasadas a tu decisión actual

Al identificar lo que funcionó bien o no en decisiones audaces anteriores, puedes aprender sobre la marcha, poniendo tu pasado a trabajar para ti. Por supuesto, examinar el pasado no puede garantizar el éxito, pero puede recordarte cuándo, por qué y cómo has tomado decisiones valientes, y evitar que repitas errores.

Al utilizar el Bold Decision Barometer, podemos aprender de los datos de nuestras decisiones pasadas. Aunque esto no garantiza que tomemos una buena decisión, puede darnos preguntas de reflexión capaces de mitigar parte del riesgo y la incertidumbre que sentimos al enfrentar decisiones de salto de fe, de forma que podamos tomarlas con determinación.

Te puede interesar: ¿Cómo y cuándo debes aumentar el salario a un empleado?

De Harvard Business Review, por Cheryl Strauss Einhorn

(Cheryl Strauss Einhorn es la fundadora y CEO de Decisive, una empresa de ciencias de la decisión que utiliza su sistema de toma de decisiones AREA Method para individuos, empresas y organizaciones sin fines de lucro que buscan resolver problemas complejos)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.