La paradoja del riesgo cibernético: Un desafío que impulsa la inversión tecnológica

Por | julio 9, 2024

En el actual panorama empresarial, los riesgos cibernéticos emergen como la preocupación principal entre los líderes empresariales, superando incluso a otros riesgos como los inflacionarios y tecnológicos.

Según la encuesta Regional de Riesgos de PwC Interaméricas, el 48% de los altos ejecutivos en áreas clave como tecnología, operaciones, finanzas y auditoría consideran los riesgos cibernéticos como la amenaza más significativa relacionada con la tecnología. Esta cifra supera a la preocupación por riesgos inflacionarios (40 %) y otros riesgos tecnológicos y digitales (43 %). Sorprendentemente, factores que históricamente han sido motivo de gran inquietud, como los riesgos sanitarios (15 %) y los conflictos geopolíticos (18 %), han pasado a un segundo plano.

La paradoja del riesgo y la oportunidad

A pesar de esta creciente preocupación por los riesgos cibernéticos, las empresas no están retrocediendo en sus planes de inversión tecnológica. Por el contrario, están adoptando un enfoque proactivo para mitigar estos riesgos mientras buscan transformar sus operaciones y aumentar su valor a través de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial generativa, el aprendizaje automático, la automatización y la nube.

Esta aparente contradicción se explica por la perspectiva de los líderes empresariales sobre el riesgo y la oportunidad. Un sorprendente 15 % de los encuestados considera que las disrupciones tecnológicas representan más una oportunidad que una amenaza. Esto sugiere un cambio de mentalidad en el que los riesgos no son vistos únicamente como obstáculos, sino también como catalizadores potenciales para la innovación y el crecimiento.

La transición energética como oportunidad destacada

En este contexto de reevaluación de riesgos y oportunidades, la transición a nuevas fuentes de energía emerge como la mayor oportunidad entre los disruptores externos, citada por el 43 % de los encuestados.

Este dato refleja la creciente conciencia sobre la importancia de la sostenibilidad y la adaptación a un futuro energético más limpio.

No obstante, persisten desafíos significativos. La interrupción de la cadena de suministro se mantiene como el principal factor externo percibido más como un riesgo que como una oportunidad, mencionado por el 45 % de los participantes. Seguido de cerca, con un 43 %, está la amenaza de nuevos competidores provenientes de industrias adyacentes, lo que subraya la necesidad de mantener una vigilancia constante sobre el panorama competitivo en evolución.

Reactividad vs. Proactividad en la gestión de riesgos

Un hallazgo revelador del estudio es que el 68 % de las organizaciones revisan su panorama de riesgos principalmente cuando ocurre un evento desencadenante, como un cambio en la alta dirección o un acontecimiento geopolítico externo. Este enfoque reactivo contrasta con la preparación para inversiones tecnológicas (58 %) o reuniones clave de gobernanza (58 %), lo que sugiere una oportunidad para adoptar una postura más proactiva en la evaluación y gestión de riesgos.

El papel de los «Pioneros del Riesgo»

El estudio identifica un grupo de organizaciones de alto desempeño, denominadas «Pioneros del Riesgo», que están liderando la transformación en la percepción y gestión del riesgo. Estas empresas, que representan el 20 % de los encuestados, se distinguen por su capacidad para reformular el riesgo como una oportunidad de creación de valor. Han logrado mejorar la confianza del cliente (40 %) y el cumplimiento regulatorio (53 %) a través de su enfoque innovador en la gestión de riesgos.

Además, un 23% de estos pioneros ha demostrado la capacidad de generar mejoras financieras tangibles a partir de su gestión de riesgos, estableciendo así una clara ventaja competitiva. Su éxito se basa en características clave como la identificación rápida de oportunidades comerciales, la respuesta acelerada a los riesgos y la alineación estratégica entre la gestión de riesgos y los objetivos empresariales.

Desafíos en la implementación tecnológica

A pesar del entusiasmo generalizado por adoptar un enfoque de riesgo basado en la tecnología, existe una brecha significativa en cuanto a capacidades y ejecución.

Solo el 15% de las empresas han establecido procedimientos tecnológicos y de datos para la gestión de riesgos, aunque aún no están completamente optimizados.

Asimismo, un 20% apenas está comenzando a explorar las oportunidades que ofrecen la tecnología y los datos en este ámbito, mientras que un 18 % utiliza herramientas básicas o ha establecido procedimientos iniciales.

El estudio finalmente vislumbra que las empresas están adoptando enfoques proactivos para gestionar estos riesgos, aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y adaptándose a un entorno empresarial en constante cambio. En ese contexto, el desafío para el futuro radica en cerrar la brecha entre la ambición y la ejecución en la gestión de riesgos basada en tecnología.

Aquellas organizaciones que logren implementar con éxito estrategias proactivas, aprovechando las lecciones de los «Pioneros del Riesgo», estarán mejor equipadas para navegar el complejo panorama de riesgos y oportunidades que define el entorno empresarial contemporáneo.

Te puede interesar: ¿Qué empresa tecnológica atrae más inversiones? La respuesta es…


Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.