¿Y el Nobel de Sostenibilidad pa’ cuando?

Por revistamercado | enero 16, 2021

placeholder

EL PREMIO Nobel de Economía, creado tardíamente en 1968 para celebrar los 300 años del Banco de Suecia, gestionado por la Real Academia de las Ciencias de Suecia es comúnmente llamado Premio Nobel de Economía debido a que, al igual que las categorías originales, está dedicado a la memoria de Alfred No- bel. Así, se consiguió “colar”, por decirlo de algún modo, el reconocimiento al mejor economista del momento en la lista oficial de los laureados Nobel, al tiempo que la Economía obtenía el reconocimiento debido como la disciplina académica dominante.

¿Por qué no utilizar la misma táctica para un potencial Nobel de Sostenibilidad? La profusión de másteres, doctorados y cátedras, una interminable literatura y escuelas de pensamiento, y el uso absolutamente ubicuo y universal de la propia pa- labra la acreditan para el puesto. La sostenibilidad es el concepto grial, piedra filosofal, algoritmo esencial, el intangible de necesaria integración en nuestro modus operandi humano sin el cual, irremediablemente, pereceremos como especie.

Podríamos pensar pues en un nuevo Nobel, a la luz de la fundamental importancia que el concepto de sostenibilidad reviste en nuestro día a día (y para las futuras generaciones puedan, a su vez, gozar del suyo); desde 2018 se ha podido apreciar una recurrencia, entre diversos laureados Nobel, del tema de la sostenibilidad como motivación de sus estudios y trabajos. A buen seguro este nuevo Nobel contribuiría a engrosar las filas de las mujeres que hasta ahora han recibido el galardón. (57, entre 1901 y 2020).

EL NOBEL VERDE O ALTERNATIVO. De hecho son dos; el Premio Goldman ($150,000 frente al $1 Millón de los Nobel) los ganadores del reciben cada uno una es- cultura de bronce y encarna el poder de renovación de la naturaleza.

Y el Right Livelihood Award, que se presenta anual- mente en el Parlamento Sueco. El RLA reconoce a aquellos que “trabajan en la búsqueda y aplicación de soluciones para los cambios más urgentes que necesita el mundo actual”. Se premian los ámbitos de la protección medioambiental, derechos humanos, desarrollo sostenible, salud, educación, paz (los $230,000 de premio se reparten entre los ganadores).