Jacinda Ardern: una republicana paciente

Por revistamercado | octubre 29, 2022

Desde hace años existe un debate en la sociedad neozelandesa sobre el papel de la monarquía británica en la actualidad del país Oceánico. A diferencia de otros premieres de la Commonwealth, que parecen estar aprovechando el actual luto real para replantear o relanzar el asunto de la ‘republicanización’ de sus Estados, la mediática Jacinda Ardern nada a la contra, negando que esa cuestión se trate mientras ella sea jefa de gobierno.

Decidida pero prudente

Haciendo gala de ese talante inteligentemente conservador que le ha granjeado la admiración del mundo, la neozelandesa declara que “hay tantos desafíos que enfrentamos; este es un debate amplio y significativo, no creo que sea uno que ocurra o deba ocurrir a corto plazo”. La líder, sin embargo, sí ha dejado patente su ideal de que Nueva Zelanda debe encaminarse “a su debido tiempo” hacia la república. “Creo que es allí hacia donde se dirigirá Nueva Zelanda, con el tiempo. Es probable que ocurra a lo largo de mi vida”.

Cinco millones de nostálgicos

Una encuesta realizada por la consultora Colman Brunton con motivo de las celebraciones por el 70 aniversario de la coronación de Isabel II reveló en febrero que poco más del 36 % de los pobladores apoba el cambio a la república con la muerte o abdicación de la monarca, mientras el 48 % quería mantener sus lazos con la monarquía británica. Así, la mayoría de los cinco millones de neozelandeses parecen estar cómodos con el sistema monárquico constitucional parlamentario que rige a esta nación oceánica. Pese a ello, crecen cada vez más las opiniones a favor del republicanismo.

«Divorcio» maorí

A pesar de que Nueva Zelanda nunca ha celebrado un referendo para decidir si quiere convertirse en república, como lo hizo Australia en 1999, el minoritario Partido Maorí presentó en febrero una propuesta para pedir un “divorcio” de la Corona Británica.

No obstante, la propuesta Maorí para celebrar un referendo -que se relaciona con el tratado de Te Tiriti, suscrito por la corona británica y líderes maoríes hace 182 años para garantizar la protección de los derechos territoriales de los pueblos indígenas- cuenta de momento con escasos apoyos.

Viaje a la metrópoli

Ardern viajó al Reino Unido para el funeral de la reina Isabel II anunciando que su país marcará la muerte de la monarca con un día festivo el 26 de septiembre. En esa fecha se celebrará también un acto de Estado conmemorativo en su honor. En la actualidad, los monarcas británicos son soberanos del Reino Unido, así como de otros países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea e Islas Salomón, entre otros.

Artículo publicado en la edición de octubre de la revista Mercado.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.