Cómo gestionar tu carrera a partir de los 40

Por revistamercado | noviembre 19, 2022

Los 40 años son la edad que nos introduce en la media madurez, marcando un punto de inflexión en nuestra vida. Es una etapa en la que nos cuestionamos muchas cosas, en la que reflexionamos sobre todo lo vivido, lo logrado y lo perdido. Por ello, a partir de los 40 años, muchos profesionales deciden variar su carrera profesional.

Si estás en ese proceso de cambio de rumbo y no tienes claro cuál es el siguiente paso que debes dar, es recomendable empezar a reflexionar. No es una decisión fácil, ni encontrarás respuestas inmediatas, es un camino de autoconocimiento y reflexión que conlleva tiempo y esfuerzo. Estos seis puntos pueden ayudarte en el camino.

1. Define tu propósito

Tu propósito debe reflejar tus sueños, tus valores, lo que te hace realmente feliz, te da energía y te emociona. Para definir ese propósito debes buscar respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres hacer?
  • ¿Dónde quieres llegar?
  • ¿Qué aportas diferente?
  • ¿En qué eres bueno?
  • ¿Qué necesitas para fluir profesionalmente?

2. Haz balance, pensando en un resultado positivo

El camino hay que iniciarlo desde lo que potencia y da impulso. Por eso, es importante centrarnos en lo positivo, en lo que aporta valor y nos apunta hacia el futuro. Se trata de un ejercicio de autodiagnóstico muy útil, que va mucho más allá del clásico análisis FODA.

3. Planifica el movimiento

Renunciar a un puesto de trabajo seguro y estable por perseguir otras inquietudes laborales es un paso emocionante pero también cargado de incertidumbre. De ahí que la planificación sea fundamental para afrontarlo con éxito. Debes tener claro comenzar una etapa nueva tiene grandes ventajas y estas deben ser gestionadas con paciencia y tiempo para reducir el riesgo.

Te puede interesar: Cinco formas de establecer metas más alcanzables

4. Elige una compañía donde encaja tu perfil

Es importante conocer el tipo de empresa a la que nos queremos dirigir, ya que dependiendo de su estructura y filosofía los candidatos con más edad pueden encajar mejor en unas que en otras. Es posible captar señales que indiquen una mayor disponibilidad para ese perfil. Por ejemplo, las compañías más pequeñas tienden a tener planes de carrera menos estructurados, valorando a los profesionales del mercado en lugar de formar los talentos dentro de casa. Además, este tipo de organizaciones suelen ser más flexibles, lo que facilita una contratación fuera de lo convencional.

5. Enfócate en lo que te refuerza

Salir de la zona de confort en lo laboral genera dudas. Estas pueden incrementarse cuando se supera cierta edad debido a barreras y estereotipos establecidos socialmente. Sin embargo, es importante no redundar en este hecho. Es más conveniente enfocarse en lo que nos acerca a la compañía y a sus empleados, sin centrarnos en hacer comentarios del tipo: «cuando usted nació, yo tenía cinco años de experiencia».

6. Invierte en tu marca personal

Crea un blog, publica en LinkedIn, demuestra lo que sabes y cómo lo transmites. En definitiva, conviértete en experto en la especialidad/sector al que te dirijas. Así será más sencillo que te encuentren y lograrás diferenciarte. La experiencia es una ventaja. Por ello, demuestra lo que sabes de forma elegante, sin críticas y sin desvelar información confidencial.

Reportaje publicado en la edición de noviembre de revista Mercado.

Más contenidos de la revista: Empresas icónicas que nacieron hace 40 años

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.