Una perspectiva global de las mujeres en el trabajo, los nuevos retos del 2023

Por Karime Rivas | mayo 30, 2023

placeholder

Antes de profundizar en temas de gestión humana con perspectiva de género es de vital importancia conocer los retos a los que se enfrentan las mujeres. En tal sentido, la consultora Deloitte, publicó la tercera edición de Mujeres en el trabajo: una perspectiva global; que deja ver grandes mejoras, en las experiencias laborales pero con muchos retos aún por delante.

De acuerdo a las encuestas realizadas, las tasas de agotamiento disminuyeron, los comportamientos no inclusivos se redujeron y las experiencias de trabajo en entorno híbridos mejoraron. No obstante, estos siguen siendo un desafío para muchas mujeres.

Los nuevos retos femeninos en el mercado laboral

En lugar de estos retos, ahora las mujeres enfrentan una gran barrera en materia de salud mental. De acuerdo al estudio se sienten menos cómodas hablando acerca de su salud mental, así como sienten cada vez menos apoyo por sus empleadores en esta materia.

Este fenómeno podría estar ligado (entre otras cosas) a una marcada dificultad para desconectar del trabajo, incluso cuando las tareas del hogar van en aumento. Esto se debe a la hiperconectividad y una herencia de la pandemia por covid-19, que dejó en el sistema laboral.

Por otra parte, aunque ya no se habla de la Gran Dimisión las mujeres continúan abandonando sus puestos de trabajo, por las dificultades que aún tienen para conciliar la vida laboral y personal. La flexibilidad no aplica a todas las industrias y las pocas que lo ofrecieron durante la pandemia, están regresando a su modo anterior.

Sin contar con las limitaciones autoimpuestas cuando se trata de atender asuntos de salud. Muchas mujeres se cohíben de manifestar malestar físico en sus lugares de trabajo; más aún si se trata de la menstruación y la menopausia.

Un panorama no tan claro

A pesar de las muchas mejoras que presentan las mujeres en sus condiciones laborales, Emma Codd, Líder de Inclusión, aseguró que «una gran cantidad de mujeres encuestadas no cree que sus empleadores estén tomando medidas concretas, de cara a cumplir los compromisos relacionados a la equidad de género. Los empleadores deben ir más allá de establecer metas y políticas, así como fomentar un entorno de trabajo más inclusivo y respetuoso en el que todas las mujeres puedan tener éxito».

en todo caso la autonomía de las mujeres juega un papel decisivo en la equidad de género. La flexibilidad laboral más allá de un tema de horarios es necesaria, para permitir que las mujeres escalen profesionalmente y no se vean obligadas a dejar su vida en un segundo plano para emplearse.

Por: Karime Rivas.