La revolución de Sheinbaum: Retos de una nueva era y palabras de exmandatarias del mundo

Por | junio 6, 2024

México abre una nueva era con la elección de su primera presidenta, Claudia Sheinbaum, un evento histórico que ha sido celebrado por millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, este logro también ha generado inquietud entre sus opositores debido al aumento de la influencia de la izquierda en el país.

El resultado de Sheinbaum fue una victoria arrolladora con más de 30 puntos de ventaja sobre su competidora, Xóchitl Gálvez. Además, obtuvo una mayoría de dos tercios en la Cámara de Diputados y posiblemente en el Senado.

Xóchitl Gálvez, senadora de centroderecha, aceptó los resultados, pero anunció el lunes que presentará una denuncia ante las autoridades electorales, alegando «competencia desigual» y violencia política. «Nos enfrentábamos a una competencia desigual contra todo el aparato del Estado, dedicado a favorecer a su candidata», afirmó en la red social X.


El partido en el poder también mantuvo el control del gobierno de la Ciudad de México, un bastión que ha conservado durante casi tres décadas. Sheinbaum es ahora la presidenta electa más votada en la historia de México, un país con 129 millones de habitantes y la 12ª economía más grande del mundo.

Reacciones internacionales ante la victoria de Sheinbaum

La elección de Sheinbaum fue celebrada por líderes mundiales, desde Joe Biden hasta Vladimir Putin, así como por mandatarios latinoamericanos y la Unión Europea. Este triunfo representa un cambio significativo en un país con una fuerte tradición machista y afectado por la violencia del narcotráfico y de género. En promedio, diez mujeres son asesinadas cada día en México, según la ONU.

Con una posible «supermayoría» en ambas cámaras del Congreso, Sheinbaum podría implementar reformas constitucionales propuestas por López Obrador, incluyendo la polémica elección de jueces de la Suprema Corte y otros magistrados por voto popular, así como el aumento de las pensiones. La presidenta electa también enfrenta el desafío de mantener las ayudas directas para jóvenes y ancianos, mientras gestiona un déficit fiscal cercano al 6% del PIB y un bajo crecimiento económico.

Consejos para Sheinbaum de algunas líderes políticas del mundo

Este compilatorio de consejos emitidos a los medios, por mandatarias de otros países, ha sido recopilado por la BBC. Como un exquisito recuento, que ilustra lo que realmente es la sororidad, estas son algunas de las palabras dirigidas a Sheinbaum.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile de 2006 a 2010 y de 2014 a 2018

Fotografía: El País.

“Mi principal recomendación para la primera mujer presidenta de México sería que trabaje incansablemente para cumplir las promesas hechas a las personas, demostrando el compromiso con el bienestar de sus ciudadanos y ciudadanas.

Además, que abrace y promueva las cualidades únicas que las mujeres pueden aportar al liderazgo. La empatía, la capacidad para construir consensos y una perspectiva inclusiva son fundamentales para abordar los complejos desafíos actuales.

Es crucial que utilice su plataforma para impulsar políticas que promuevan la igualdad de género y empoderen a otras mujeres y niñas. Al hacerlo, no solo fortalecerá la democracia, sino que también contribuirá al desarrollo sostenible y equitativo de su país.

Las mujeres en el poder tienen la oportunidad de redefinir el liderazgo, y estoy segura de que su mandato inspirará a futuras generaciones a seguir sus pasos”.

Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica de 2010 a 2014

Fotografía: El Dinero.

“Más allá de lo que también le diría a un presidente considerando los enormes desafíos que implica el ejercicio de ese cargo, en el caso de una mujer le aconsejaría no descuidar el componente de la comunicación.

El peso de las normas sociales y los prejuicios que aún persisten -según la encuesta global de valores más reciente, 50% de las personas dicen que los hombres hacen mejores líderes políticos que las mujeres- condicionan coberturas mediáticas y mensajes en redes sociales que debilitan la imagen de las mujeres en esos cargos.

Por lo tanto exigen esfuerzos diferenciados de los que emprenden los líderes varones”. 

Mireya Moscoso, presidenta de Panamá de 1999 a 2004

Fotografía: ECO TV Panamá.

“Para mí fue un compromiso ser la primera mujer presidenta en nuestro país y, sobre todo, demostrar que una mujer lo puede hacer también.

Es una gran responsabilidad que tenemos nosotras de ayudar al país, porque creyeron en una mujer presidenta.

Creo que lo primero que ella (Sheinbaum) debe hacer es un llamado a todos: la campaña pasó y ahora tiene que buscar la unión de todos los mexicanos, todos los partidos y trabajar por el bien de todos.

Ella tiene un arduo trabajo y una responsabilidad muy grande.

Al llegar una mujer a la presidencia de la República, claro que todo el mundo estará pendiente de si lo hace bien, si no lo hace bien, si lo va a hacer igual que un hombre o no.

Creo que lo primero que tienen que darle a ella es ayuda, creer en ella para que pueda hacer un buen trabajo.

Tiene la voluntad, el deseo, el carácter. Pero sobre todo necesita que todos los mexicanos la apoyen en esta labor que va a ser tan dura para ella”.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.