Patrocinio del Meditalk 2024

¿Qué tan efectivos son los suplementos de colágeno?

Por | mayo 25, 2023

El colágeno es la proteína que más abunda en el cuerpo humano, representando así el 25 % del total. Está presente de manera natural en los tejidos conectivos que integran los tendones, ligamentos, piel y músculos. Entre sus características más notorias es que alivia el dolor de las articulaciones al fortalecer los huesos, combate el envejecimiento de la piel, fortalece el cabello y las uñas y, además, es bueno para la salud cardiovascular.

Como se trata de una proteína natural que produce el organismo, pues con el pasar del tiempo va disminuyendo, por lo que aparecen ciertas complicaciones a nivel de salud. Debido a esto, diversas marcas han creado productos y suplementos de colágeno para satisfacer las necesidades en las personas, en materia de tratamientos estéticos que se aplican en la piel por considerarse el “elixir de la eterna juventud” o por aquellos que están inmersos en el mundo del fitness que consumen esta proteína en polvo para aumentar la masa muscular.

Últimamente, su ingesta ha aumentado desmesuradamente volviéndose muy popular en quienes quieren lucir más jóvenes. La mayoría de estos suplementos de colágeno son hidrolizados, es decir, que se descompone en unidades más pequeñas para facilitar que se disuelva en líquidos para una mejor absorción en el organismo.

Mayormente, estos polvos de péptidos de colágeno están compuestos por el tipo 1 de colágeno «hidrolizado», que se extrae de pieles y huesos de animales o escamas de pescado.

Nutricionistas dan su parecer al respecto

Una visión distinta sobre esta proteína la ofrece la dietista-nutricionista, Beatriz Robles, al aseverar que: «el colágeno es una proteína de mala calidad, porque los aminoácidos que contiene (la glicina y la prolina) no son esenciales». Traduciéndose esta declaración a que son compuestos que no son necesarios incorporar mediante la dieta, ya que nuestro organismo la produce. «Tampoco es una proteína completa, pues no contiene los nueve aminoácidos esenciales», continuó diciendo.

Seguir leyendo: CRISPR ¿hasta dónde podría llegar esta herramienta poderosa para editar genomas?

De su lado, la Dra. Judit Sánchez Raya, jefa de Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, establece una idea similar a la de Robles, al afirmar que: «No es necesario tomar más colágeno, con el que obtenemos a través de los alimentos es suficiente. Disponemos de otras proteínas de mayor calidad, como la albúmina. El colágeno ni siquiera se detecta en sangre, es decir, en los análisis no suele examinarse. Ingerir más colágeno sí que está justificado cuando se padece una enfermedad que disminuye su presencia en el cuerpo. Un ejemplo es la hiperlaxitud articular. Los pacientes con esta dolencia son mucho más elásticos precisamente por la falta de colágeno».

«La investigación sobre suplementos de colágeno está total o parcialmente financiada por industrias relacionadas que podrían beneficiarse de un resultado positivo del estudio», informa la Harvard School of Public Health, en su web.

¿Qué dice la clase científica sobre los suplementos de colágeno?

Desde aproximadamente 20 años se ha estado investigando la relación existente entre el cuidado de las articulaciones y el envejecimiento de la piel con el tratamiento de colágeno, dando como resultado significativos beneficios. No obstante, es imperioso destacar que las pruebas se hicieron con pocas personas, por lo tanto, no ostentan el rigor científico suficiente.

Conviene enfatizar que, los suplementos de colágeno no tienen la aprobación de entidades reguladoras de productos, como es el caso de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (por sus siglas en inglés, FDA), por lo que las muestras existentes deben ser evaluadas con alto nivel de criticidad y tomando en cuenta el posicionamiento y reputación de la empresa fabricante.

Ante la pregunta: ¿son realmente efectivos los suplementos de colágeno para el cabello y la piel? El profesor Adam Friedman, M.D., profesor asociado de dermatología en la Universidad George Washington, respondió: «De ninguna manera el colágeno va a ser digerido por su tracto gastrointestinal porque no está diseñado para sobrevivir a los cambios masivos de pH en el intestino».