UREVAL

5 Estrategias para vencer la pereza

Por Karime Rivas | diciembre 21, 2020

Vencer la pereza es más fácil de lo que parece. Aunque no debe confiarse esta tarea únicamente a la fuerza de voluntad y la motivación, especialmente cuando se trata de dos conceptos que desaparecen con facilidad. Muchas veces, procrastinar forma parte de una profunda falta de motivación o un temor oculto a enfrentar alguna tarea.

Una de las tareas más importantes para vencer la pereza, que debes tener en cuenta antes de comenzar a poner en prácticas estas 5 estrategias es, organizar tus espacios. La organización es muy importante, un entorno desordenado es una fuente segura de desmotivación. En cambio, si lo mantienes limpio y ordenado es más fácil que te pongas en marcha con las tareas.

Solo hace falta tomar la decisión de hacerlo y poner en práctica algunas sencillas estrategias:

  1. Duerme bien. Esto es imprescindible para contar con energía suficiente. Si estamos todo el día cansados por haber dormido poco, ese malestar será la excusa para procrastinar.
  2. Analiza a quiénes te rodean, ¿son perezosos? Según Jean Daunizeau, Investigador del Instituto Nacional de Salud e Investigación de Francia, la pereza es contagiosa.
  3. Estructura tus tareas, las cosas simples primero. El truco está en ponérselo muy fácil a uno mismo, y para ello es importante establecer una planificación detallada de lo que se va a hacer. ¿Por dónde empiezo? Mejor no complicarse. Lo más simple, primero.
  4. Visualiza los beneficios de una tarea cumplida. Visualiza el resultado y disfrútalo. Eso te llenará de energía y motivación, y vencerá la resistencia interior que te impide comenzar.
  5. Elimina distracciones. Identifica las distracciones y elimínalas porque son fuente segura de pereza.

Por último, recuerda premiar tu esfuerzo. Hasta que hayas eliminado por completo la pereza de tu vida, trata de ir felicitándote a ti mismo por cada avance diario que tengas. Prémiate haciendo algo que te guste y te nutra, de este modo te mantendrás motivado para afrontar cada día con mucho entusiasmo.

Si en medio de la pandemia te encuentras entrando en un «back to normal», puede que lo que estés atravesando sea más un tema de productividad que fácilmente puedes mejorar aplicando algunas estrategias.