La taxonomía verde y su impacto en RD

Por | junio 5, 2024

En un paso significativo hacia la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico, la Superintendencia del Mercado de Valores (SIMV) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MMARN) de la República Dominicana han lanzado la esperada Taxonomía Verde. Este instrumento, desarrollado con el respaldo estratégico de la Corporación Financiera Internacional (IFC), promete transformar el panorama de las inversiones en el país caribeño.

La ceremonia de lanzamiento fue presidida por Ernesto Bournigal Read, superintendente del Mercado de Valores, y Miguel Ceara Hatton, ministro de Medio Ambiente. Junto a ellos estuvo presente Carolina Cárdenas, representante residente de la IFC en República Dominicana, subrayando la importancia de este hito para la sostenibilidad y el desarrollo económico sostenible del país.

La Taxonomía Verde se establece mediante dos resoluciones clave: la R-NE-SIMV-2024-04-MV de la Superintendencia del Mercado de Valores y la núm. 0017/2024 del Ministerio de Medio Ambiente. Estas resoluciones, firmadas por Bournigal Read y Ceara Hatton respectivamente, delinean un marco regulatorio crucial para alinear las inversiones con los objetivos ambientales del país, particularmente en concordancia con el Acuerdo de París.

Te pude interesar: El sistema financiero dominicano supera los tres billones en activos

Propósito y funcionamiento

Esta innovadora taxonomía facilita a inversores, empresas y otros actores del mercado la identificación de oportunidades de inversión estratégica que promuevan la sostenibilidad ambiental.

Se estructura en torno a seis pilares fundamentales: Adaptación al cambio climático, Mitigación del cambio climático, Agua y recursos hídricos, Ecosistemas y biodiversidad, Prevención de la contaminación y Economía circular.

Además, abarca siete sectores económicos clave en su fase inicial: energía, gestión de residuos y captura de emisiones, construcción, transporte, suministro y tratamiento de agua, tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), e industria.

Ernesto Bournigal Read destacó la singularidad de la taxonomía, siendo la primera en América en enfocarse específicamente en la gestión de recursos hídricos como objetivo principal, estableciendo así un precedente a nivel global. Subrayó además que este marco fortalece la competitividad del país en el contexto del desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático, al tiempo que adelantó planes estratégicos para complementar la Taxonomía Verde en el futuro.

“Desde la Superintendencia del Mercado de Valores contamos, dentro de nuestro plan estratégico, con una hoja de ruta de nuevos lineamientos a emitir para complementar la Taxonomía Verde, e ir encaminando a que nuestros fondos de inversión puedan alinear sus portafolios a la taxonomía y poder extender su implementación, así como a la divulgación de información sostenible por parte de los emisores de valores, entre otros, por lo cual no nos quedamos únicamente con la Taxonomía Verde”, argumentó el superintendente.

El instrumento lanzado por la Superintendencia del Mercado de Valores y el Ministerio de Medio Ambiente facilita la inversión sostenible; y se elaboró con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional
Impacto y perspectivas

Para el ministro Ceara Hatton, el lanzamiento de la Taxonomía Verde marca un hito histórico en el compromiso de la República Dominicana con el desarrollo sostenible. Destacó que esta iniciativa no solo es una herramienta estratégica, sino un testimonio concreto del compromiso del país con un futuro más verde y próspero.

“Esta iniciativa abarca nueve sectores económicos cruciales y está alineada con los objetivos globales de sostenibilidad. Con alianzas a través de instituciones financieras y gubernamentales, estamos estableciendo un curso sólido hacia una República Dominicana resiliente y sustentable. Nuestros esfuerzos colaborativos hoy significan más que simples planes; representan acciones concretas hacia un mañana más verde y próspero”, complemento el ministro.

Por su parte, Carolina Cárdenas de la IFC expresó su satisfacción por el papel facilitador de la IFC en este esfuerzo conjunto, anticipando un incremento significativo en la movilización de capitales verdes en toda la región del Caribe.

Para IFC es un honor colaborar y facilitar el desarrollo de la Taxonomía Verde, y ver cómo este esfuerzo conjunto se traducirá en un crecimiento de la movilización de capitales verdes en el país, lo que servirá de ejemplo demostrativo para toda la región del Caribe”, destaco la representante residente de la IFC

De este modo, la Taxonomía Verde establece un marco regulatorio robusto para la inversión sostenible en República Dominicana y promueve la transparencia y la integridad ambiental al ayudar a evitar prácticas de greenwashing.  Esto debido a que está diseñada para canalizar flujos de capital hacia proyectos verdes y sostenibles, asegurando así un camino hacia una economía baja en emisiones y resiliente.

Con su implementación, el país no solo se posiciona como líder regional en materia de sostenibilidad, sino que también crea un entorno propicio para la inversión responsable y alineada con los desafíos ambientales globales.

Te puede interesar: Ernesto Bournigal: un superintendente que apuesta por la educación financiera

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.