Emprender y ahorrar, ¿cómo se puede lograr un balance armonioso?

Por pferreras | octubre 22, 2021

Cumplir sueños usualmente va de la mano con alguna inversión de dinero, aunque el dinero no compra la felicidad, sí puede facilitar el camino. Y, aunque es una maravillosa idea correr tras las más grandes aspiraciones, emprender un nuevo negocio saldrá caro, siempre y cuando sean escasos los recursos que permitan un buen manejo de capital.

Durante la primera etapa del emprendimiento, es común tener muchos egresos, de allí nace la importancia de planificar e investigar antes de iniciar el largo trayecto. En el peor –y más común– de los casos, se termina gastando una mayor cantidad del dinero debido, tomando en cuenta que los ingresos no son muchos.

Elaborar un presupuesto

Un paso primordial es elaborar un presupuesto detallado, pero con margen de error. Es el elemento clave para incursionar en buen camino financiero para ahorrar, incluso mientras los gastos son elevados debido a la inversión que conlleva un negocio nuevo.

Se recomienda incluir en el desarrollo de la planificación, una hoja para gastos y otra para los ingresos, durante un lapso de seis meses. Un plan de contingencia nunca está de más, solo para que actúe como un colchón en dado caso que los ingresos no cumplan con el presupuesto elaborado anteriormente.

Recuerda, nunca inviertas todo tu capital. Deja un fondo de emergencia.

Investiga y planifica

Recopilar la mayor cantidad de datos e información sobre el mercado en el cual se desarrollará tu negocio y a cuál deseas ingresar, permitirá una planificación acertada sobre clientes, competidores, proveedores, ubicación y necesidades de potenciales clientes.

Plan de negocios

Aquí se encuentra la mayor oportunidad de ahorro de todo el proceso. Redactar un buen plan de negocios implica establecer claramente los objetivos que, como empresario, desea alcanzar. Menos gastos = más fondos para la operación de la empresa y emergencias.

Inicia las operaciones en tu hogar

De esta forma han iniciado su negocio las personas más ricas del mundo, por ejemplo, Jeff Bezos, quien solo tenía una computadora, un escritorio y un pequeño letrero con el nombre de la compañía en el garaje de su residencia.

Por el momento, evita pagar la renta de una oficina. Habilita un espacio cómodo en tu casa, pero primero infórmate de los permisos requeridos para la instalación, según el tipo de negocios y el país. (pfm)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Tags