Fernando Capellán el compromiso con el país es su filosofía

Por revistamercado | enero 10, 2021

Desde el corazón del Cibao, Fernando Capellán ha demostrado tener una visión muy clara de lo que representa su posición y accionar en el contexto de la actividad empresarial, así como el compromiso que implica para la sociedad. Fundador y presidente de Grupo M y CODEVI, graduado de piloto comercial, aplica sus estudios de ingeniero industrial cuando inicia su empresa en 1986, con la idea de ser innova- dora en la industria de la confección, im- portante en Santiago y, sobre todo, parte esencial de la economía de la región y del progreso de cada colaborador.

“Cuando tomo decisiones, primero pienso en las repercusiones que las mismas tendrán no solo a nivel regional sino a nivel del país y de la Isla Hispaniola”. Piensa así y lo demuestra al decidir hace 18 años diversificar geográficamente sus operaciones hacia la región fronteriza Domínico-Haitiana, con una empleomanía actual de 14,000 personas y en pleno desarrollo de un cluster comercial tanto en la ciudad de Dajabón como en Ounaminthe, contribuyendo de manera sostenida con el bienestar socioeconómico de la región Noroeste y en beneficio de zonas deprimidas de ambas naciones.

“EL CONSENSO DE LAS DECISIONES ES VITAL PARA QUE LOS GRANDES CAMBIOS QUE TENEMOS QUE HACER TENGAN EL APOYO DE TODOS”.

Fernando Capellán, además de ser es el presidente de la Asociación para el Desarrollo, Apedi, participa activamente en diversas instituciones a favor del país, siendo un abanderado de las acciones que van en beneficio de la preservación del medio ambiente, desarrollando proyectos como Limestone, que busca preservar la bahía de Luperón y manteniendo la reforestación del Pico Diego De Ocampo y Arroyo del Toro, en la Cordillera Septentrional.

Hoy, más de 35 años de arduo trabajo e innovaciones constantes en el sector han dejado frutos que colocan a la gente en un lugar importante: “Un gran papel que ha jugado esta empresa en este país es el de una escuela masiva. Esta empresa enseña a las personas a trabajar orientados a la exportación, a capacitarse cada día para ser eficaces, a trabajar en equipo, con la visión de inculcar la importancia de la Responsabilidad Social Corporativa, siendo una empresa sostenible”.

Rediseñó, junto a la administración de las plantas de CODEVI , los productos de confección durante los meses de confinamiento, y manufacturaron mascarillas y ropas de hospitales, pudiendo suplir y donar a centros de salud e instituciones de ambos países gran cantidad de estos pro- ductos. Además, se realizan las labores de desinfección en todos los lugares de acceso al parque, así como calles y espacios públicos tanto en Dajabón como en Ouanaminthe. De esta forma, también aporta para evitar la propagación del virus en las comunidades cercanas y donde las operaciones del parque tienen mayor incidencia.

Capellán reafirma su compromiso y se mantiene firme en el timón en medio de la tempestad. Solo hay que recordar un mensaje por redes sociales que sitúa a todos en el contexto actual: “Nadie vendrá a ayudarnos. El manejo de la crisis es muy particular de cada país, depende de sus características internas y socioeconómicas. El consenso de las decisiones es vital para que los grandes cambios, que tenemos que hacer, tengan el apoyo de todos”.

En otra oportunidad, Capellán declaró que “El Gobierno que se crea que puede salir de la crisis solo, sin el apoyo del sector privado, la ciudadanía y los profesionales, está muy equivocado. Es una situación de unidad y pensar en el país”. Y esa suma de valores y trabajo en equipo pro- mueve que somos capaces de salir adelante, pero con el esfuerzo propio y estrategias definidas.

La solidaridad le ha puesto límites a la pandemia, y así vemos que el apoyo ocupa algunas páginas importantes de las agendas de empresarios de Santiago, coordinados por la Asociación para el Desarrollo de Santiago (Apedi), y el Movimiento Compromiso Santiago. Todos juntos han donado RD$ 30 millones.

“El mundo está viviendo una crisis, y nuestro país no escapa a esa realidad. Debemos, con solidaridad, trabajar fuerte junto a las autoridades, felicitar a aquellos que por la naturaleza de su trabajo deben estar en las calles, en los hospitales, dando transporte, en las farmacias, en las fincas, en nuestras industrias de alimentos, para seguir produciendo los bienes que necesitamos, para seguir viviendo”.

La principal actividad de Grupo M es la fabricación de textiles; pero a través de sus valores y filosofía, hace un aporte significativo a través de la capacitación de su gente. Además, en momentos en que esta pandemia sigue avanzando, la solidaridad y la promoción de medidas preventivas ha cobrado el justo protagonismo que necesita la sociedad a la cual sirve la empresa, desde hace más de 30 años.