Obligatoriedad en tarjeta de vacunación confronta derechos de los ciudadanos

Por Gabriel Rico Albarrán | octubre 11, 2021

La pandemia por Covid-19 no ha concluido, la vacunación continúa y ante el fin del toque de queda en República Dominicana, los ciudadanos tendrán que presentar su tarjeta de vacunación o una prueba de PCR negativa para acceder a lugares públicos.

Esta medida, anunciada por el Ministerio de Salud y que entrará en vigor el próximo lunes 18 de octubre, aplicará para que las personas puedan entrar, de forma presencial a:

  • lugares de trabajo con espacios cerrados y de uso colectivo
  • centros de estudios públicos y privados
  • restaurantes, bares, colmados, discotecas, clubes, centros comerciales
  • gimnasios, centros deportivos
  • medios de transportes de uso público, urbano e interurbano

Anteriormente, las restricciones impuestas por el Gobierno para limitar los horarios durante el toque de queda, los restaurantes y comercios nocturnos se vieron afectados por esa medida y por las reducciones en su capacidad para brindar el servicio.

En ese sentido, las finanzas de los restaurantes sufrieron las restricciones de los horarios del toque de queda, pues ese horario representaba el 65% de la operación.

La polémica es si esta obligatoriedad pone en peligro los derechos humanos.

Hay que recordar que la Constitución dominicana garantiza el libre tránsito, el derecho a la reunión y asociación, derechos que se vieron limitados durante el toque de queda; sin embargo, con el fin del toque de queda, surge la pregunta respecto a la vulneración de derechos fundamentales.

Otros dos derechos que chocan es, por un lado, el derecho al libre tránsito, y por el otro, el derecho a la salud de cada individuo. En ese sentido hay abogados que opinan que el derechos del colectivo debe prevalecer por el derecho individual, ya que se busca proteger a todos.

Cuidado con la falsificación

El Ministerio de Salud advierte que si se falsifica la tarjeta de vacunación, o las pruebas, se aplicarán las sanciones correspondientes, establecidas por el Código Penal Dominicano, y se insta a que los establecimientos denuncien las irregularidades que lleguen a presentarse.

El llamado a vacunarse

En tanto, el ministro de Salud, Daniel Rivera, sugirió que, quienes no se hayan vacunado, acudan a los centros de vacunación para inocularse.

Con un corte al 10 de octubre, y de acuerdo con el portal vacunate.gob.do, 4,973,191 de dominicanos están completamente vacunados; 6,134,235 cuentan con una primera dosis; 4,973,191 tienen ya sus dos dosis y en total se han aplicado 12,125,221 dosis. (G.Rico.A)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.