La adicción al trabajo es enemiga de la productividad: síntomas y antídotos

Por revistamercado | noviembre 3, 2023

Según escribe Bryan Robinson, psicólogo y autor del libro “Chained to the Desk” («Encadenado a la mesa»), la adicción al trabajo es “un trastorno compulsivo que se manifiesta a través de demandas autoimpuestas, una incapacidad para regular los hábitos de trabajo y un exceso de indulgencia en el trabajo, con exclusión de la mayoría de las demás actividades de la vida”.

Se llama adicción al trabajo precisamente, porque es una forma de autoanestesiarse. Ya sea a través del trabajo, el Internet, los videojuegos, la comida, las compras o un sinfín de otras actividades, la cuestión es escapar de los sentimientos que estamos decididos a evitar.

La ironía es que dedicar largas y continuas horas, y pensar constantemente en el trabajo, en realidad hace que sea más difícil estar completamente absortos y comprometidos con nuestro trabajo. Con el tiempo, conduce a una disminución de la productividad y a mayores tasas de agotamiento y una mayor probabilidad de mortalidad.

Lo que distingue a la adicción al trabajo de otras formas de adicción es que no sólo es socialmente aceptable, sino que también es material y socialmente recompensada. A menos que hayamos realizado la autoindagación necesaria para reconocer y comprender qué es lo que impulsa nuestro exceso de trabajo, la mayoría de nosotros continuamos alimentando nuestra adicción sin siquiera reconocer que la tenemos.

Pasos para superar la adicción al trabajo

¿Cuáles son las formas más efectivas de intervenir si estás trabajando en exceso compulsivamente? Estas estrategias pueden resultar útiles:

Reconoce hasta qué punto el trabajo compulsivo es una realidad para ti

No puedes cambiar lo que no notas. Hazte estas preguntas:

  • ¿Qué tan clara y concentrada está tu mente cuando has estado trabajando largas y continuas horas?
  • ¿Qué tan fatigado estás?
  • ¿Cuál es el impacto en tu estado de ánimo?
  • ¿Cuál es el costo para los demás en su vida?

Además, sé escéptico acerca de las historias que te cuentas para racionalizar tu comportamiento.

Concéntrate en dos compromisos principales: dormir y hacer ejercicio

Esto requiere gastar y renovar rítmicamente la energía. Es fundamental priorizar dormir suficientes horas cada noche para sentirte completamente descansado, independientemente de lo que ese número signifique para ti. Para la gran mayoría de nosotros, son al menos siete horas.

El segundo compromiso es hacer al menos 20 o 30 minutos de ejercicio enérgico durante el día.

Toma nota: Cuatro enfoques para alcanzar tus objetivos personales y profesionales

Elige una actividad en tu vida que te brinde el disfrute más puro

Conviértelo en algo que te proporcione mayor libertad en tu trabajo. Independientemente de lo que decidas hacer, prográmalo en horarios designados cada semana. Hacerlo aumenta drásticamente la probabilidad de que lo consigas.

Sé más consciente de lo que siente tu cuerpo, especialmente después de trabajar en períodos prolongados

Los seres humanos no están diseñados para funcionar como computadoras, a altas velocidades, de forma continua y durante largos períodos de tiempo. Estamos en nuestro mejor momento cuando trabajamos no más de 90 minutos seguidos y luego descansamos.

El cuerpo es el barómetro más fiable para determinar si es necesario renovar y repostar, pero a menudo ignoramos (o anulamos) sus señales.

Dada la cantidad de trabajo excesivo que se recompensa en nuestra cultura, es razonable esperar que surja algo de ansiedad cuando se da el tiempo para descansar y renovarse. En lugar de volver corriendo al trabajo, intenta simplemente sentarte un poco más con esos sentimientos.

Cuanto más puedas observar la parte de ti que está ansiosa, más descubrirás que no es todo lo que es. Tus peores temores sobre no trabajar no se harán realidad. A la hora de combatir el agotamiento y mitigar la adicción al trabajo, incluso un poco de autocuidado es de gran ayuda.

Vacaciones, el mejor antídoto para mejorar el bienestar

De Harvard Business Review, por Tony Schwartz y Eric Severson

(Tony Schwartz es el CEO de The Energy Project. Eric Severson es director de personal, ESG y pertenencia de Neiman Marcus Group)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.