¿Cuáles antidepresivos incrementan el riesgo de sobrepeso?

Por | julio 9, 2024

Un reciente estudio ha rastreado los cambios de peso asociados con ocho fármacos populares para tratar la depresión. El aumento de peso ha sido un efecto secundario común de los antidepresivos durante mucho tiempo, pero algunos de ellos son más propensos a añadir kilos que otros. Según el estudio, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, se analizaron las historias clínicas electrónicas de más de 183,000 pacientes en Estados Unidos que tomaban antidepresivos por primera vez, y se realizó un seguimiento de su peso durante 24 meses.

Antidepresivos y aumento de peso

Después de seis meses, los pacientes que tomaban Lexapro, Paxil o Cymbalta presentaron un riesgo mayor, entre el 10% y el 15%, de ganar una cantidad de peso clínicamente significativa (definida como al menos el 5% de su peso inicial) en comparación con los usuarios de Zoloft. Por otro lado, quienes tomaban Wellbutrin tenían menos probabilidades de experimentar este tipo de aumento de peso. El estudio incluyó tanto las formas de marca como las genéricas de cada medicamento.

Joshua Petimar, profesor asistente de medicina de población en la Facultad de Medicina de Harvard y el Instituto de Salud Pilgrim de Harvard, y autor principal del estudio, comentó al New York Times: “A muchos pacientes les preocupa ganar peso extra cuando toman un antidepresivo”.

Esto puede ser especialmente relevante para pacientes con enfermedades preexistentes, como la diabetes. Algunos pacientes pueden incluso dejar de tomar un antidepresivo eficaz debido al aumento de peso, lo que podría llevar a una mayor probabilidad de hospitalización o recaída de los síntomas.

Conclusiones y limitaciones del estudio

El estudio mostró cierto nivel de aumento de peso con todos los antidepresivos. La mayoría de los participantes tenían sobrepeso u obesidad al inicio, lo que es representativo de la población de Estados Unidos. David J. Hellerstein, profesor de psiquiatría clínica en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, señaló que elegir el antidepresivo adecuado puede ser un acto de equilibrio entre eficacia y efectos secundarios.

Hellerstein también mencionó que es difícil hacer generalizaciones sobre si un antidepresivo específico causará aumento de peso debido a variaciones en la dieta, el ejercicio, los genes y los antecedentes de salud.

El estudio tenía varias limitaciones. No se pudo comprobar si cada paciente tomaba un antidepresivo por primera vez y los datos no incluían información consistente sobre la dosis de medicación. Además, algunas personas podrían haber aumentado de peso durante el periodo de estudio aunque no hubieran estado tomando medicación. Un grupo de comparación de personas que no tomaban antidepresivos podría haber ayudado a determinar hasta qué punto los medicamentos contribuyeron al aumento de peso.

Joshua Petimar concluyó que se necesita más investigación para comprender mejor las trayectorias de peso asociadas con diferentes antidepresivos y cómo estos patrones pueden reproducirse en estudios futuros.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.